Google Page Experience

Google ha comenzado a desplegar la actualización de la experiencia de la página y se completará a finales de agosto de 2021.

El pasado mes de mayo, Google anunció las Core Web Vitals, que son señales de la experiencia de la página. Un nuevo conjunto de métricas para medir la velocidad y la experiencia del usuario en las páginas web. Esto actualiza el algoritmo de Google, convirtiéndose en una nueva forma de clasificar los sitios, según la experiencia que proporcionan. Se han implementado ahora, un año después de su anuncio.

 

¿Qué es el Page Experience?

A través de las señales del Page Experience (experiencia de página), Google mide cómo es para los usuarios la experiencia a la hora de utilizar una página web. Al optimizar estos aspectos, el resultado es una página más amigable para el usuario en todos los navegadores, e incluso contribuye a que el uso móvil de estos sitios mejores. 

Era cuestión de tiempo que el algoritmo de Google se actualizara en esta dirección, y sin duda los negocios online van a verse muy beneficiados de esta novedad, ya que el objetivo es que los usuarios tengan las mayores facilidades a la hora de interactuar.

 

Core Web Vitals: ¿qué métricas va a tener Google en cuenta?

Las Core Web Vitals que van a valorar la experiencia del usuario en la página son las siguientes:

  • Largest Contentenful Paint (LCP): mide cuánto tiempo tarda en cargar el contenido principal. Lo mejor es que se tarde como máximo 2,5 segundos.
  • First Imput Delay (FID): tiempo que tarde una página en volverse interactiva. Lo ideal es que tarde menos de 100 segundos.
  • Comulative Layout Shift (CLS): se refiere al número de cambios no esperados en el diseño de la parte visual de contenido, siendo lo idóneo que sea menos de 0.1.

Core Web Vitals

¿Cómo afecta la actualización de la experiencia en la página al SEO?

Google quiere premiar con sus mejores posiciones a los sitios que contengan la mejor información, aun cuando la experiencia en la página sea inferior. Eso lo ha dejado claro.

¿Entonces? ¿Cuál es la novedad? La respuesta está en los sitios que tienen un contenido con una relevancia parecida. En esos casos, la experiencia adquiere una importancia mucho mayor en su clasificación.

Pues bien, siguiendo los principios señalados por Peter Morville (Semantic Studios), para que una página esté bien optimizada tiene que ser:

  •   Útil: el usuario tiene que encontrar alguna utilidad en toda la información del sitio.
  •   Utilizable: tanto la navegación como la funcionalidad tienen que ser claras.
  •   Deseable: el sitio tiene que contener elementos que llamen la atención a nivel visual (sonido, animaciones, etc.), animando al visitante a interactuar con él.
  •   Localizable: la página tiene que tener presencia en los motores de búsqueda.
  •   Accesible: la web debe tener disponibilidad para todos los usuarios, sea como sea que estos hayan accedido a ella.
  •   Valiosa: el contenido tiene que proporcionar información de valor para el usuario.
  •   Confiable: el sitio debe tener autoridad en el tema del que trata, y aportar elementos inspiren confianza.

 

Qué prácticas contribuyen a la experiencia en la página

experiencia en la página

Lo principal es tener en cuenta las Core Web Vitals, pero además podemos seguir una serie de buenas prácticas que contribuyen a mejorar la experiencia del usuario en la página:

Mejora la velocidad del alojamiento

Como el propio Google, los usuarios también valoran una buena experiencia de página. Y un mal alojamiento puede comprometer la seguridad, la estabilidad y especialmente la velocidad de la página.

Lo ideal es contratar un plan coherente con la demanda del proyecto, y darles prioridad a las empresas que inspiren confianza y brinden un servicio de calidad.

Acelera tu CMS

Es importante también que tu CMS esté configurado de forma correcta para que tus páginas funcionen a un buen nivel. En el caso de WordPress puedes realizar varias acciones en orden a mejorar la carga y que la navegación sea más fluida:

  •   Deshabilita los complementos que no te estén sirviendo de nada. Un CMS ofrece muchas soluciones, pero por ello, muchos webmasters acumulan aplicaciones innecesarias que consumen recursos.
  •   Comprime tus archivos y códigos. Incluye complementos para reducir el tamaño de las imágenes y los códigos en tu sitio, y así aligerar tus páginas.
  •   Crea pantallas dinámicas. En caso de que tu sitio tenga páginas largas o gran cantidad de archivos, lo mejor sería que utilizaras temas o complementos de carga gradual.
  •   Utiliza temas de alto rendimiento. Es interesante elegir interfaces rápidas y con una buena usabilidad. Descarta siempre los temas pirateados.

Practica el benchmarking

En el mundo del marketing es bien sabido cuánto se puede aprender si se “espía” a la competencia, y en este caso también puede ser de gran utilidad. Herramientas como FandangoSEO y SEMrush dan la posibilidad de comparar el rendimiento de tu sitio, a nivel de SEO, con el de otros.

Las empresas suelen buscar marcas de referencia en su sector de mercado, lo cual no es mala práctica. Y grandes empresas como Google, Amazon y Facebook tienden a hacer pruebas exhaustivas para que sus servicios tengan la máxima eficacia.

Céntrate en tu usuario

A la hora de optimizar un sitio hay que pensar principalmente en la satisfacción del usuario. Los parámetros de Google son de lo más efectivos, pero también hay que tener en cuenta las características de la audiencia.

Tanto es así que se puede dar el caso de que las recomendaciones de Google no coincidan exactamente con las necesidades de los visitantes de una página, razón por la cual hay que poner en una balanza ambos aspectos.

Una vez más, se confirma que el eje central en el que se centra el SEO es el usuario. A la hora de crear tu página, no puedes pensar en cómo te gustaría que fuera, sino en cómo le gustaría a tu visitante que fuera. Ahí está la clave fundamental del posicionamiento.

Arrow-up