Dominios

¿Qué son los dominios?

El nombre de dominio es la dirección que tiene un sitio web en Internet, a través de la cual los usuarios pueden acceder a él. Se compone de tres elementos:

  • Dominio de primer nivel o TLD (Top-Level Domains). En el ejemplo www.page.com, sería .com.
  • El nombre de dominio o SLD (Secondary Level Domain). Sería "page" en el ejemplo anterior.
  • Dominio de tercer nivel o subdominio. Es opcional, por lo que no todos los sitios web lo tienen. Sin embargo, lo hemos incluido en el ejemplo, y sería el www.

dominio

Tipos de dominios

Aunque el TLD mencionado anteriormente es uno de los más comunes tipos de dominios hay otros que debemos tener en cuenta. Sería el caso, por ejemplo, del gTLD o Dominios de nivel superior genéricos (Generic Top-Level Domain) aunque no podemos considerarlo un tipo diferente sino una variación del TLD.

En un principio, la Autoridad de Números Asignados en Internet (IANA) creó los gTLD con la intención de definir la finalidad del sitio web. Este sería el caso de .academy para las escuelas, .aero para la industria del transporte aéreo o .army para el uso militar. En muchos casos, hay que cumplir los requisitos para utilizar los gTLD, aunque algunos no son necesarios. 

Otro tipo de dominio que no puede faltar es el ccTLD o dominio de nivel superior con código de país. Como su nombre indica, estos dominios representan a una región o país concreto. Algunos ejemplos son .es (para España), .uk (para Reino Unido), .jp(para Japón) o .eu (para la Unión Europea). Los ccTLD son útiles para indicar al motor de búsqueda y a los usuarios que el sitio se dirige a una región (aunque no especifica un idioma concreto).

A modo de resumen, podemos decir que existen los siguientes tipos o variaciones de dominios.

  • TLD (Top-Level Domains) - Dominios de nivel superior
  • gTLDs (Generic Top-Level Domains) - Dominio de nivel superior genérico
  • ccTLD (Country Code Top Level Domains) - Dominio de nivel superior geográfico
  • SLD (Second Level Domain) - Dominios de nivel secundario
  • Dominio de tercer nivel 

¿Cómo afectan los dominios al SEO?

Google analiza los siguientes aspectos para decidir cómo clasificar un sitio web: su tema (de qué trata el sitio) y su nivel de autoridad. El nombre del dominio puede servir de pista para que el motor de búsqueda entienda de qué trata el sitio.

Pero además, con el paso del tiempo, y dependiendo de la posición en el ranking del sitio, toda la autoridad estará relacionada con el dominio. Sería difícil mantener esta autoridad en el futuro si se cambia este elemento. De ahí la importancia de elegirlo bien desde el principio.

Mejores prácticas de SEO para los dominios

Ya sabemos que el dominio que elijamos tiene un papel determinado a la hora de posicionar nuestro sitio. Por ello, vamos a ver ahora una serie de pautas a tener en cuenta a la hora de construirlo:

Intente elegir un dominio que contenga una palabra clave del sector.

No es fácil para el motor de búsqueda saber de qué trata un sitio web. Y aunque no conocemos absolutamente todos los elementos que miran, sabemos que detectan las palabras clave en lugares relevantes. Pues bien, la URL es uno de ellos.

Pero ¡tenga cuidado! Si se trata de una palabra clave muy obvia, es posible que la competencia también la utilice o que el dominio sea muy caro. Por eso debe pensar bien su elección.

No se obligue de incluir palabras clave en su SLD.

Google cambia su algoritmo cada vez que detecta que se utiliza mal una técnica que da resultados fáciles. Así que los atajos no tienen cabida en el SEO.

Esto implica que, aunque es una buena idea elegir un nombre de dominio con una palabra clave del sector, forzarlo puede ser perjudicial a la hora de clasificar. Un nombre de dominio apropiado para la marca es mejor que uno que simplemente contenga un término para el que clasificar.

Distinguir cuándo es mejor utilizar subcarpetas en lugar de subdominios

En términos de SEO, el motor de búsqueda tratará el subdominio como un sitio web independiente. Y esto puede ser problemático cuando se trata de la autoridad. Por lo tanto, las subcarpetas son una excelente alternativa para organizar el sitio en partes, además de ser útiles a efectos de clasificación.

La idea es crear una subcarpeta para cada categoría principal del sitio y hacerla parte de la URL de cada página que incluye.

Elija un buen TLD

En principio, si el .com está libre, es la opción más fácil que la gente recuerda y da más "respeto". El TLD no influye directamente en el ranking, por lo que si encuentra uno más apropiado para su marca, no debe ignorarlo, aunque sea menos común.

TLD

Por ejemplo, en una empresa que ofrece sus servicios sólo a través de Internet, .online puede ser apropiado.

Sin embargo, hay una excepción a todo esto: el TLD sí influye en la clasificación cuando es geográfico.

Por eso, si su empresa opera en un solo país, sería una buena idea indicarle al motor de búsqueda de qué país se trata a través del dominio de primer nivel (por ejemplo, .es en España.) De este modo, su sitio web tendrá más posibilidades de aparecer en los resultados de las personas que busquen en esa zona.

Cree un dominio conciso y directo

Mientras que las palabras clave de cola larga son fundamentales para una estrategia de contenido SEO, no son tan valiosas para el nombre de dominio.

Es mejor ser mucho más directo y sencillo en este aspecto, eligiendo un nombre corto y fácil de recordar. Los usuarios no querrán perder el tiempo con el nombre de su página.

Omita los guiones en su nombre de dominio

Cuando el nombre de dominio consta de dos o más palabras (como en el ejemplo www.mypage.com), puede resultar tentador poner guiones para separarlas. A primera vista, facilitaría la lectura. Pero tenga cuidado con esto porque esta práctica suele asociarse con el spam y hace que el dominio sea menos legible y difícil de recordar. En cualquier caso, no utilice nunca más de un guión.

Arrow-up