Redirects

Uno de los pilares del SEO es proporcionar información relevante a los visitantes. Por lo tanto, los expertos en SEO quieren seguir actualizando el contenido y la tecnología de las páginas que se muestran en las SERP (páginas de resultados de los motores de búsqueda) para estar al día con las últimas tendencias.

Por ello, muchas páginas se quedan obsoletas en algún momento y ya no aceptan cambios. En estos casos, tendremos que crear una nueva página con una tecnología mucho más optimizada, por ejemplo, utilizando el protocolo HTTPS o presentando una URL más limpia.

Esto parece bastante lógico y fácil pero. Sin embargo, requiere un esfuerzo porque implica mucho análisis y trabajo para pasar la información de uno a otro. Profundicemos un poco más en este tema.

 

¿Qué es una redirección?

Una redirección es un código de estado HTTP asignado a la página actual/antigua, que indica a Google que muestre la nueva en su lugar. Así que, básicamente, usted añade una redirección en su servidor web para indicar la nueva URL que sustituirá a la antigua. Entonces, los motores de búsqueda muestran la página más reciente en el navegador del visitante en lugar de la antigua.

Esencialmente, dirige automáticamente a los visitantes a otra página sin que se den cuenta; bueno, no debería ser notorio, pero hablaremos de eso más tarde. En resumen: el mismo sitio web enviará tanto a los visitantes como a los motores de búsqueda a una URL diferente a la que los usuarios escribieron en su navegador o seleccionaron de los resultados de Google.

 

Tipos de redirecciones

Existen varias posibilidades de redireccionamiento. Echemos un vistazo a las redirecciones más comunes para el SEO y entendamos sus características.

redirige

301 Redirect

Querrá utilizar esta opción cuando la página a la que redirige sea la versión final que desea mostrar en los motores de búsqueda. En resumen, una redirección 301 es permanente y será tenida en cuenta por Google y otros motores de búsqueda.

¿Qué es una redirección 302?

Ahora que sabemos cómo funciona la redirección 301, es difícil creer que existan otros tipos porque ese tiene mucho sentido. Pero muchas páginas requieren URLs temporales, por ejemplo:

  • Promociones especiales que expiran pronto.
  • Cuando un webmaster quiere que la página de inicio muestre una URL limpia pero la versión real es larga (y fea), aunque tenga MUCHA autoridad. La solución es añadir un redireccionamiento 302 para mostrar una buena URL, que la gente querrá compartir, pero aún así indexar la más antigua -y más potente-.
  • Cuando necesite alojar temporalmente una página en otro lugar, sabiendo que la ubicación final será la original.

En estos casos, querremos redirigir temporalmente a los usuarios utilizando un 302, pero todavía queremos que los motores de búsqueda rastreen la página original.

Otros tipos

Una redirección 307 es otra redirección temporal, pero no es relevante para su estrategia de SEO, ni tampoco el Meta Refresh. Por lo tanto, intente limitarse a las redirecciones 301 o 302.

Cómo reddireccionar a 301

En la optimización de motores de búsqueda, cualquier acción importante comienza con un análisis exhaustivo. He aquí una lista de elementos que debe tener en cuenta antes de redireccionar una página:

  • Busque los enlaces ent rantes a la página, tanto internos (desde el mismo sitio web) como externos (desde otros sitios web). Es conveniente dirigir los internos a la página más nueva y actualizar los enlaces entrantes externos para mantener la autoridad del sitio.
  • Querrás comprobar los outlinks (los enlaces de la página que apuntan a tu sitio) y los outbound links (los que envía a otros sitios web). Recuerda que algunas páginas dependen del link juice que les envía esta página 😉 .
  • Comprueba los canónicos. No quieres apuntar a una página que está siendo redirigida. Reajusta esta etiqueta HTML en las páginas que tienen una canónica que apunta a esta página.
  • Una vez que haya hecho todo este análisis y haya reordenado los enlaces y los canónicos, puede empezar a implementar el 301. No hagas ningún cambio antes de estar seguro de que enviarás el mismo link juice a la nueva página.
  • Realice un rastreo para comprobar que ha implementado todos los elementos correctamente.
  • Vuelva a hacer los sitemaps XML y cargue la nueva lista en Google Search Console.

Recuerde que FandangoSEO puede ayudarle a acelerar todo este proceso asistiéndole durante el análisis, las pruebas de las nuevas páginas y la generación de los sitemaps XML.

También puede encontrar más consejos de SEO en nuestra entrada del blog sobre cómo implementar correctamente las redirecciones.

 

¿Cómo redirigir un sitio web?

Aparte de seguir la guía anterior, no olvide utilizar estos consejos pararedireccionar un sitio web:

  • No te muevas a un nuevo dominio antes de configurar todos las redirecciones 301. No quieres que Google rastree un sitio web sin enlaces ni contenido duplicado, ¿verdad?
  • Establezca redireccionamientos 301 entre http:// y las versiones http://www de su dominio. Esto es algo que a menudo olvidamos, pero es imprescindible en el SEO.
  • Evite las cadenas de redireccionamiento (hablaremos de ellas más adelante).
  • También puedes utilizar Google Search Console para informar a Google de que todo un dominio ha cambiado a otro.
  • Tenga en cuenta que se trata de una página nueva para Google, por lo que tardará algún tiempo en posicionarse tan alto como la anterior. Por eso es tan importante planificar la estrategia de SEO para que la migración del sitio web tenga éxito.

 

¿Los redireccionamientos son malos para el SEO?

Al explorar el sitio, las redirecciones no son el mejor código de respuesta que se puede mostrar a Google, pero son necesarias en muchos casos. Por lo tanto, las redirecciones no son malas para el SEO a menos que (siempre hay un "a menos que") no las estés haciendo de la manera correcta.

Una redirección 301 aumenta el tiempo de carga de la página. Los usuarios no suelen notarlo. Sin embargo, Google lo tiene en cuenta, ya que la araña tarda un paso más en rastrear la nueva página, lo que puede añadir algunos milisegundos a la velocidad de carga.

Ahora, suponga que tiene una redirección entre la página A y la página B y decide crear una página C enviando una redirección de URL más nueva sobre la existente. Eso sería dos redirecciones de la página A para que el bot las siga. ¿Es eso negativo? Sí.

Entonces, ¿hay un límite en el número de redireccionamientos en un sitio web? No, pero hay un número máximo de redirecciones por página. Google recomienda no superar las 2 seguidas. 5 o 6 ya serían demasiadas, y la araña dejaría de visitar el sitio. Esta llamada cadena de redirecciones significa que por cada página extra, el usuario experimenta un retraso y consecuentemente pierde interés, y también la araña, lo que significa que una página pierde autoridad con las cadenas de redirecciones.

Matt Cutts lo explica muy claramente en un video -que es bastante antiguo- que sigue siendo relevante para responder a esta pregunta:

Recomendamos firmemente redirigir SIEMPRE a la última página. Independientemente del esfuerzo que le suponga, es la única forma de no aumentar el tiempo de carga y evitar la pérdida de autoridad.

Ejemplo de redireccionamiento de cadena:

URL1 redirecciona a URL2 redirecciona a URL3 a URL4 a URL5 (URL final)

Qué desastre, ¿verdad?

Cómo deberías resolverlo:

URL1 a URL5 (cambiar la redirección a la última URL)

URL2 a URL5 (mismo)

URL3 a URL5 (mismo)

URL4 a URL5 (Este es obvio 😉)

Utilice FandangoSEO como un comprobador de cadena de redireccionamiento para detectar estos problemas y ayudarle con las migraciones de sitios web.

Como se ha explicado, redireccionar sitios web toma mucho tiempo y esfuerzo, pero también has invertido mucho en generar la página más nueva, y quieres que los visitantes y los motores de búsqueda la encuentren sin problemas, ¿verdad? Dicho esto, indague en sus datos e invierta todos sus recursos en la implementación deuna estrategia de redireccionamiento 301 óptima.

¿Están sus redirecciones bajo control?

Compruebe sus redirecciones ahora

Arrow-up