Tiempo de permanencia

Muchos profesionales del SEO consideran que el tiempo de permanencia es un factor de clasificación importante. Lo sea o no, sabemos que da una idea de la experiencia del usuario de su sitio web. Por lo tanto, es ciertamente algo que usted quiere tener en cuenta en la optimización de motores de búsqueda. He aquí una guía rápida sobre el tiempo de permanencia y cómo puede aumentarlo para mejorar su SEO.

¿Qué es el tiempo de permanencia?

El tiempo de permanencia es el que pasa desde que un usuario entra en un resultado de búsqueda hasta que regresa a la SERP.

Pongamos que alguien se mete en Google para buscar restaurantes chinos en su ciudad. Hace clic en el primer resultado orgánico, mira un poco y no le convence lo que ve. Así que pasados 2 minutos y 36 segundos, da marcha atrás hasta la página de resultados para seguir buscando. Pues bien, ese es exactamente el tiempo de permanencia en ese sitio web que ha visitado.

tiempo de permanencia

Diferencia entre el tiempo de permanencia, la tasa de rebote y el tiempo en la página

Es fácil confundir el tiempo de permanencia con estas otras dos métricas. Pero resulta fundamental no suponer que son equivalentes, porque en realidad se refieren a conceptos diferentes:

  • Tiempo de permanencia: se refiere a cuánto pasa desde que un usuario entra en un resultado de la SERP hasta que vuelve a esta.
  • Tiempo en la página: es el tiempo que una persona está en una página antes de irse a otra parte, la que sea, incluso a otra página del mismo sitio.
  • Tasa de rebote: cuando un visitante visita una sola página de un sitio web y la abandona, se conoce como sesión de una sola página. Pues bien, la tasa de rebote es el porcentaje de sesiones de una sola página en un sitio web.

¿Qué es el pogo-stick?

El poco-sticking hace referencia al número de veces que un usuario llega a una página desde la SERP, navega por ella y vuelve a los resultados de búsqueda de Google para entrar en otros sitios web.

Es importante no confundirla con la tasa de rebote, ya que esta última no siempre es una señal negativa. Por ejemplo, alguien puede salir de una página para mirar su email, simplemente. Ahora bien, si lo hace para volver a la página de resultados, entonces sí es pogo-sticking y esto sí es más preocupante.

 

¿Es el tiempo de permanencia un factor de clasificación?

Los expertos sí creen que el tiempo de permanencia tiene un peso importante en el ranking de Google, pero el motor de búsqueda no se ha pronunciado en absoluto sobre esta cuestión. De hecho el tiempo de permanencia no aparece como métrica en el panel de Google Analytics.

Pero aunque Google no ha hecho ninguna publicación al respecto, Nick Frost, el director de Google Brain, dio una pista en 2017. Fue en una conferencia en la que hizo unas declaraciones de las que muchos SEO dedujeron que el tiempo de permanencia es un factor de clasificación y que como tal, había que mejorarlo.

 

Cómo calcular el tiempo de permanencia

El hecho de que no aparezca en Google Analytics probablemente induce a pensar que no se puede medir fácilmente. Pero hay buenas noticias: existe una solución que procede de la misma herramienta, que es recurrir a su métrica “Duración promedio de la sesión”.

Todo lo que tienes que hacer es seguir la siguiente ruta en Google Analytics:

Comportamiento > Contenido del sitio > Páginas de destino > Nuevo segmento > Tráfico orgánico.

Ahí podrás ver la métrica “Duración promedio de la sesión”.

 

Cómo aumentar el tiempo de permanencia

Ahora que ya sabes qué significa el tiempo de permanencia y cómo medirlo, te preguntarás qué puedes hacer para conseguir que este elemento juegue a tu favor. Toma nota de estos consejos:

optimización del tiempo de permanencia

Centrarse al 100% en la experiencia del usuario

A Google le obsesiona que el lector se encuentre a gusto en la web, posible en los sitios web, así que no queda más remedio que pensar como el buscador. ¿Cómo se consigue esto? Veámoslo:

  • Con un buen maquetado de página, que contenga una estructura lógica de títulos y subtítulos.
  • Creando contenidos fáciles de leer, con listas, párrafos, viñetas, etc.
  • Manteniendo un tiempo de carga adecuado.
  • Probando que el sitio es compatible con los principales navegadores.
  • Haciendo que para los usuarios sea fácil encontrar lo que buscan en la página.
  • Teniendo un código limpio y un marcado válido.
  • Optimizando para dispositivos móviles.

Haz contenidos buenos y extensos

Lógicamente cuanto más tengan los usuarios que ver en tu web, más tiempo pasarán en ella. Pero claro, para ello el material tiene que ser bueno. De ahí la importancia de crear textos de calidad y con una cierta amplitud.

No obstante hay que tener ojo con esto, porque Google también mirará que ese contenido guarde relación con la intención de búsqueda a la que trata de responder la página.

Incluye videos en tu página

Así lograrás que las personas que prefieren estos elementos audiovisuales a los textos pasen más tiempo en la página. Los vídeos que suelen aparecer en los posts normalmente duran entre uno y dos minutos, un tiempo que se añade al de permanencia.

Relaciónate con tus usuarios a través del apartado de comentarios

De este modo quienes entren en tu web sentirán que son escuchados y ejercerán una mayor actividad en ella. Si pensabas que los comentarios eran para los trolls, debes saber que esto ya es cosa del pasado.

Arrow-up