Tasa de rebote

10 formas efectivas de reducir la tasa de rebote

Martin Basurco

Antes que nada, recordemos el significado de la tasa de rebote (bounce rate en inglés): esta métrica se refiere al porcentaje de visitantes que abandonan un sitio web sin haber hecho nada en él.

Y no cabe duda de la importancia de la tasa de rebote en el SEO, porque si estas personas procedían de la SERP y vuelven a ella, probablemente Google lo tenga en cuenta como factor de clasificación.

Estarás de acuerdo en que no puedes permitir que eso ocurra. Así que, ¿quieres saber cómo reducir tu tasa de rebote?

¡Toma nota de las técnicas de las que te hablaremos a continuación!

 

Cómo reducir la tasa de rebote

He aquí 10 formas eficaces de reducir el bounce rate de tu sitio. Sigue estos consejos para evitar que los visitantes abandonen tu web.

Estadísticas y análisis de la web

Haz que tu contenido sea fácilmente legible

Debes ponérselo fácil a tus usuarios a la hora de leer tus textos. Piensa que ellos no entran en tu página por afición a la lectura, sino que quieren una información y desean que se le ofrezca lo más clara posible.

Por eso es fundamental, entre otras tácticas, estructurar el texto con subtítulos, resaltar palabras importantes con letras negritas (sin abusar de esta práctica) y hacer más ameno el texto con elementos audiovisuales.

Mejorar la experiencia del usuario

Una buena experiencia de usuario es aquella en la que quien entra en la página no solo la encuentra fácil de utilizar, sino agradable. Y Google presta especial atención a este aspecto.

Razón por la cual debes diseñar una web que se pueda usar bien en todas las plataformas y dispositivos. A raíz de ahí, fíjate en cómo se comportan las personas en el sitio, y qué influye en sus decisiones (entrar en otra página, salir de la web, etc).

Eliminar los pop-ups

Las ventanas emergentes tienen ventajas, ya que pueden ayudar a aumentar las tasas de suscripción y destacar temas de interés para la audiencia.

Sin embargo, sus desventajas pueden ser mayores que sus puntos a favor, ya que se considera que disminuyen la experiencia del usuario en la página. De ahí que sea mejor evitarlos o utilizarlos con mucha precaución.

Colocar la llamada a la acción en el lugar adecuado

Normalmente los usuarios deciden rápido si les gusta una página web o no. Un vistazo al área que ven primero suele ser suficiente, sin siquiera desplazarse. Por eso hay que describir lo que se está ofreciendo y hacer una llamada a la acción en un lugar visible y destacado. 

No obstante el mensaje debe ser claro y honesto, ya que si los usuarios se sienten engañados la experiencia de usuario será negativa, y el porcentaje de rebote aumentará irremediablemente.

Saca provecho de los espacios en blanco

Los espacios en blanco se han convertido en tendencia en el diseño web, por lo que ha crecido el número de temas minimalistas en WordPress. Se trata de zonas en la página en las que no hay absolutamente nada, ¿y cuál es el valor de esto?

Algo simple pero importante: los usuarios agradecen que sus ojos descansen de tantas imágenes, anuncios, etc. Y si no fíjate en el ejemplo de la página de inicio de Google, ¿a que nunca habías pensado que es placentero verla tan “despejada”?

Mejorar la velocidad de carga del sitio

Ya hemos visto que los usuarios no se lo piensan demasiado, y enseguida se dan cuenta de si les gusta la página o no. Ante un panorama como este, lo último que puedes permitirte es hacerles esperar una vez que entran en tu web.

Rendimiento de la web

Herramientas como Google Page Speed y GTMetrix pueden ayudarte a mantener una velocidad adecuada en todas tus páginas web. También es vital que optimices las imágenes, utilices una red de distribución de contenidos y pienses si deberías cambiar de proveedor de alojamiento para irte a otro más rápido, por ejemplo.

Revisa el tamaño de las fuentes de texto

A nadie le gusta tener que pegarse a la pantalla para poder leer los contenidos de una página web. Por mucho que tengas un texto de calidad, lo más posible es que los usuarios terminen saliéndose para buscar otro sitio que también les sirva para su fin.

Sigue la tendencia y utiliza fuentes grandes. El mínimo indispensable debe ser 14 px, aunque en muchos sitios optan por aumentar esta medida, y los resultados son francamente buenos.

Incluye imágenes de gran calidad

Selecciona imágenes que puedan captar la atención de los usuarios para que tengan otra razón para seguir en tu página. Esta estrategia ha demostrado ser muy eficaz, e incluso Google, con su fondo liso, utiliza en sus páginas de destino imágenes de alta calidad.

Sin embargo, es vital utilizar formatos de imagen favorables como el nuevo webP. Asegúrate de que tus imágenes estén comprimidas para que no afecten a la velocidad de carga.

Se pueden comprar fotografías profesionales en páginas web dedicadas a fotos de archivo, o recurrir a bancos de imágenes libres de derechos.

Crea meta descripciones llamativas

Son muchas las empresas que pasan por alto la importancia de las meta descripciones, cuando esta es indiscutible. Los motores de búsqueda recurren a ellas para saber qué “presentación” de las páginas hacer a los usuarios.

A diferencia del pasado, las meta descripciones no tienen actualmente un límite de longitud. Sin embargo, hay que tener en cuenta que Google suele recortar los fragmentos de los resultados de búsqueda para adaptarlos al ancho del dispositivo. También es esencial incluir la palabra clave de destino y una llamada a la acción en la meta descripción.

Incluye publicaciones relacionadas en tu sitio

Esta es una buena técnica para que los lectores pasen más tiempo en la web. Es posible que estos no hayan llegado exactamente al tipo de información que buscaban, o al contrario, que se queden con ganas de más.

Normalmente estas publicaciones se incluyen al final del post.

 

Reflexiones finales

Como ves hay muchas formas de mantener una buena tasa de rebote en tu sitio web, pero céntrate en que tus contenidos tengan calidad.

Este es un requisito indispensable para que los usuarios se queden en tu página, y sin el cual, tu porcentaje de rebote posiblemente aumente de nuevo en cualquier momento aunque hayas logrado disminuirla con otras técnicas.

Compártelo
Arrow-up